UNA HISTORIA DE NUEVA YORK

9788416440900

Publicada en 1809, esta novela satírica fue escrita, supuestamente, por un viejo cascarrabias llamado Diedrich Knickerbocker (heterónimo del autor). El mismo Irving participó en una especie de campaña de marketing viral del libro, [...]

24,44 € impuestos incluidos.

ColecciónOtras latitudes
Número de colección53
AutorIrving
IdiomaEspañol
Número de páginas440
TemaFICCIÓN MODERNA Y CONTEMPORÁNEA
EditorialNórdica Libros
Año2016
Anchura130 mm
Altura220 mm
Washington3
América del Norte6

Ésta no es una historia cualquiera. En 1809, un anciano caballero que responde al nombre de Diedrich Knickerbocker desaparece del hotel en el que se hospedaba, dejando en su habitación un par de alforjas que contienen un montón de hojas manuscritas. Ante la imposibilidad de dar con su paradero, los dueños del hotel envían una nota de aviso a varios diarios con la esperanza de que alguien les ayude a encontrarlo, pues se teme por su salud mental y, además, se ha marchado sin saldar su cuenta. Es probable que por ello se vean obligados a vender el curioso legajo de las alforjas para su publicación.


Y así sucedió, y el presente libro cosechó un gran éxito entre los lectores de la época, quienes no supieron hasta más adelante que nunca existieron tales hospederos y jamás vivió tal historiador: tras Knickerbocker se esconde el magistral Washington Irving, en una singular y amena obra que nos lleva a los orígenes de la ciudad de Nueva York. Como señala el propio Irving en su epílogo, «quedé sorprendido al descubrir el escaso número de mis conciudadanos que eran conscientes de que Nueva York había sido con antelación Nueva Ámsterdam, que habían oído los nombres de sus primeros gobernadores neerlandeses». Un relato que verdaderamente hizo historia.

Washington Irving | Autor

(Nueva York, 1783 - Sunnyside, 1859). Escritor norteamericano perteneciente al mundo literario del costumbrismo. Washington Irving es el primer autor americano que utiliza la literatura para hacer reír y caricaturizar la realidad, creando además el estilo coloquial que después utilizarían Mark Twain y Hemingway.

Productos Relacionados