CUENTOS ERÓTICOS

9788494176753

Dos siglos después de su muerte, Donatien Alphonse François de Sade, más conocido por su título de Marqués de Sade,sigue siendo fuente inagotable de leyendas y objeto de curiosidad y estudio. [...]

17,00 € impuestos incluidos.

ColecciónEl jardín de Epicuro - Ficción
AutorMarqués de Sade
IdiomaEspañol
Número de páginas260
EditorialHermida Editores
Año2014

Dos siglos después de su muerte, Donatien Alphonse François de Sade, más conocido por su título de Marqués de Sade,sigue siendo fuente inagotable de leyendas y objeto de curiosidad y estudio. Cuando en los años treinta del siglo pasado, los surrealistas, encabezados por André Bretón, lo proclamaron “Divino Marqués” y precursor de la moderna libertad sexual, no previeron el recorrido que año tras año tendría su obra, hasta convertirse finalmente en uno de los autores clásicos más polémicos y leídos. El crítico literario Sainte-Beuve lo comparó con Lord Byron al afirmar que ambos son “grandes inspiradores de nuestros modernos, uno visible y oficial y otro clandestino”.

En sus Cuentos eróticos el “Divino Marqués” expresa el rechazo a la moral burguesa, con sus prejuicios y normas que asfixiaban la libertad de los hombres y las mujeres para gozar plenamente de su sexualidad. El erotismo que destilan los relatos de Sade responde a su concepción de la libertad del deseo erótico, en la que priman la sensualidad y la trasgresión.

Escritos en uno de los numerosos periodos que, a lo largo de veintisiete años, pasó en cautiverio, los Cuentos eróticosestán redactados en una prosa clara, sosegada y alegre, que invitan a una lectura amena, picante y divertida.

"Parte de esa vida también se refleja en el volumen Cuentos eróticos, del Marqués de Sade, editados por Hermida Editores, con la traducción de Enrique Martínez Fariñas. Son relatos prohibidos, junto a los libros, hasta hace poco más de medio siglo, pero que hoy se pueden comprar y leer. En ellos se aprecia la concepción de la libertad y el deseo erótico y la transgresión."

Winston ManriqueEl País

"Textos todos de prosa limpia y reposada, divertidamente ácidos, que guardaban en sí los secretos de la carne ... Los veintidós relatos del volumen, algunos de apenas un par de páginas, fueron escritos a lo largo de los prolongados periodos que el Marqués de Sade pasó en cautiverio, primero en cárceles y luego, por último, en el hospital psiquiátrico de Charenton, en donde murió en 1814. En todos ellos late un rechazo a la estricta moral burguesa, que asfixiaba la libertad de los individuos para gozar libremente de su sexualidad."

El Cultural

"El Marqués de Sade es un valor seguro si hablamos de erotismo. Hoy en día se ha puesto de moda este género por la serie Cincuenta sombras de Grey, que no deja de ser una revisión de las parafilias del genial escritor francés. Como mucha gente dice, todo está inventado, el arte tan sólo reconvierte historias y las cuenta desde distintos puntos de vista. El Marqués no deja de ser un referente del erotismo en todas sus vertientes, por unas circunstancias o por otras el erotismo sigue siendo un tabú."

Eduardo BoixLetras en Vena

"Una variada fauna moral presentada por el buen humor y la ironía de Sade en los relatos breves que conviven en este volumen con El magistrado burlado, casi una novela corta muy representativa, porque contiene las claves temáticas y estilísticas de un narrador irrepetible en una estupenda traducción de Enrique Martínez Fariñas."

Santos DomínguezEncuentros de Lecturas

"En estos relatos magníficamente editados, Sade nos aboca una vez más al conocimiento de lo prohibido "

Carlos J. González SerranoFilosofía Hoy

"Aquí hay historias picantes, curiosas y divertidas que abogan por la libertad, la sensualidad y la transgresión de la sexualidad vivida con normalidad"

Inés MacphersonAnika entre libros

"Estos Cuentos eróticos jugarán con el placer, lo removerán entre las sábanas, harán que nuestras manos tiemblen sutilmente, mientras las páginas van pasando, mientras el erotismo, trasciende el tiempo y elimina, de una vez por todas, ese tabú que, en el sexo, ha provocado que nos hayamos convertido en seres tremendamente aborregados."

Sergio SancorLa Cueva del erizo

"Leer a Sade siempre produce una extraña sensación en el lector. Una sensación dual, en la que se entrecruzan una delirante repugnancia y, por otro lado, una escalofriante afinidad. Sus sinceros asertos, de la mano de sus picantes y suspicaces historias, otorgan a sus escritos un cariz difícil de definir."

Carlos Javier González SerranoEl vuelo de la lechuza

Productos Relacionados