01 may, 2017

Día de la Madre

Publicado Por: Ricardo Marín En: Root Comentario: 0 Visualiz.: 70

En Librería Enki nos estamos preparando para el Día de la Madre, que será este próximo domingo. Y lo queremos hacer con una carta muy especial...

Querida Mamá:

Hoy, cuando leíamos ese cuento y viajábamos juntas a ese mundo tan hermoso que tú me ayudabas a imaginar y entrar en él, me di cuenta de que eres la mejor compañera de viaje que podría tener, y que eso de vestirnos de princesas, o pintarnos el parche de pirata, o subirnos en esa nave espacial para visitar aquellas estrellas del cielo… hace que antes de cerrar los ojos, cuando me voy a la cama, me hagan sonreír desde aquí dentro, donde tú me señalas cuando me dices todo lo que me quieres. Y así, cuando los cierro, te vuelvo a ver.

Mamá, me encanta verte sonreír, jugar, mirarme así...con las pupilas dilatadas, como “casi” siempre me miras. A veces, me peleo con mi hermana, y se te encogen mucho. Ahí prefiero esconderme debajo de la cama hasta que se te pase.

Y sé que llegas cansada de trabajar, a veces un poco más seria...pero siempre me ayudas si te lo pido, y me haces la comida más rica del mundo (bueno, a veces), y juegas conmigo en la bañera, y también con mis juguetes, y me llevas al parque, y me empujas en el columpio tan alto que casi toco el cielo, y me das muchos abrazos y besos. A veces parece que se te olvida todo lo demás y solo estás aquí, conmigo.

Mamá, anoche tuve un sueño. Me abrazabas cuando me veías llorar por un chico; me ayudabas a estudiar los exámenes esos tan difíciles que tenía que hacer, y me tranquilizabas diciéndome que no eran más importantes que ese jersey que estaba haciéndole a la abuelita por su 90 cumpleaños. También me enseñabas a dar las gracias a quien me ayudaba, y a ayudar siempre que pudiera. Recuerdo también que bailabas conmigo alguna canción muy chula, que me gustaba muchííííííísimo. Y hasta ibas conmigo a comprarme un vestido blanco enorme de princesa y se te saltaban las lágrimas al vérmelo puesto, porque decías que era la mujer más bonita del mundo…

El sueño era mucho más largo, no termina ahí. Mami, ¿me ayudas a escribir todos los capítulos de este libro en el que salimos en una foto en la portada?

Gracias por ser la mujer más importante de mi vida. Te quiero MAMÁ.

Relatado por Etiquetas

    Comentarios

    Deje su comentario